Cuando ustedes hagan oración no hablen mucho...oren así:


Mateo 6, 7-15

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: "Cuando ustedes hagan oración no hablen mucho, como los paganos, que se imaginan que a fuerza de mucho hablar, serán escuchados. No los imiten, porque el Padre sabe lo que les hace falta, antes de que se lo pidan. Ustedes, pues, oren así:

Padre nuestro, que estás en el cielo,
santificado sea tu nombre,
venga tu Reino,
hágase tu voluntad
en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día,
perdona nuestras ofensas,
como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden;
no nos dejes caer en tentación
y líbranos del mal.

Si ustedes perdonan las faltas a los hombres, también a ustedes los perdonará el Padre celestial. Pero si ustedes no perdonan a los hombres, tampoco el Padre les perdonará a ustedes sus faltas".


Para en análisis de este dicho de Jesús abrí un blog... Pater Noster

Te aseguro que el que no nace de nuevo, no puede ver el Reino de Dios

3:1 Había un hombre de los fariseos que se llamaba Nicodemo, un principal entre los judíos.
3:2 Este vino a Jesús de noche, y le dijo: Rabí, sabemos que has venido de Dios como maestro; porque nadie puede hacer estas señales que tú haces, si no está Dios con él.
3:3 Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios.
3:4 Nicodemo le dijo: ¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo? ¿Puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre, y nacer?
3:5 Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios.
3:6 Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del Espíritu, espíritu es.
3:7 No te maravilles de que te dije: Os es necesario nacer de nuevo.
3:8 El viento sopla de donde quiere, y oyes su sonido; mas ni sabes de dónde viene, ni a dónde va; así es todo aquel que es nacido del Espíritu.
3:9 Respondió Nicodemo y le dijo: ¿Cómo puede hacerse esto?
3:10 Respondió Jesús y le dijo: ¿Eres tú maestro de Israel, y no sabes esto?
3:11 De cierto, de cierto te digo, que lo que sabemos hablamos, y lo que hemos visto, testificamos; y no recibís nuestro testimonio.
3:12 Si os he dicho cosas terrenales, y no creéis, ¿cómo creeréis si os dijere las celestiales? 3:13 Nadie subió al cielo, sino el que descendió del cielo; el Hijo del Hombre, que está en el cielo.
3:14 Y como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así es necesario que el Hijo del Hombre sea levantado,
3:15 para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. (Juan 3,11-15)

Tal como los evangelistas presentan el relato de la vida de Jesús , se hace difícil de entender el mensaje, ya que cuando uno los lee queda con la sensación que algo falta, que ojalá hubieran sido mas detallados en su narración...

Estando Jesús en Jerusalen, una noche, cuando va a visitarlo Nicomedo le hace un comentario y Jesús le contesta otra cosa que pareciera no tener nada que ver con lo que Nicomedo le comenta... hace pensar a Jesus como alguien raro, que hablaba cosa sin ton ni son...

Cierra los ojos un momento e imagina la escena, llega Nicomedo y le dice a Jesús : "Rabí, sabemos que has venido de Dios como maestro; porque nadie puede hacer estas señales que tú haces, si no está Dios con él. " y Jesús en vez de saludarlo o preguntarle algo relacionado con su afirmación, le dice lo que según podemos leer le parece incomprensible al principal. Quizás ya sabía Nicomedo que Jesús era así e iba preparado, por lo que la forma de responderle no lo afecta... lo que no sabemos es si Nicomedo llegó a entender lo que Jesús le quería decir.

Muchos años han pasado desde ese momento, llama la atención que mas de dosmil años después Robert Fisher escribe un libre cuyo tema gira alrededor del mensaje que le deja Jesús a Nicomedo, el libro se llama El caballero de la Armadura Oxidada... y no es él solo... mucho son los autores que han escrito sobre la necesidad de desprenderse de lo aprendido para poder emprender el camino que lleva "Al Reino de los Cielos", entre ellos Don Miguel Ruiz quien se ha dado por traer a nuestra época las enseñanzas de los antiguos Toltecas (México) y, aquellos que siguen manteniendo vivo el mensaje de los Vedas(India) o de Sidharta (el que alcanzó el Buda).

Dice Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios Nicomedo no lo entiende porque toma cada palabra de Jesús literalmente, por eso pregunta cómo hace uno para nacer de nuevo?... pero Jesús no le responde. ¿Por qué? quizás aplicando el principio hermético que dice Cuando el oído es capaz de oír, entonces vienen los labios que han de llenarlos con sabiduría .

¿Qué pudo haber querido decirle Jesús a Nicomedo? hay dos elemntos a analizar en el mensaje, el primero el que no naciera de nuevo y el otro no pude ver el Reino de Dios. Empecemos por el último. ¿Qué es el Reino de Dios? ¿dónde queda?

EL Reino de Dios debe ser algo muy hermoso, que lo tiene todo y donde los que están en el son felices, por eso en otros mooentos Jesús lo ubica en el el cielo, sitio que relacionamos con la Dicha... cuando alguién dice "me siento en el cielo" en realidad quiere decir que se siente dichoso. El Reino no es un lugar, es un estado. El que ve el reino de Dios alcanza la Dicha... y que quiere decir ver el Reino de Dios? podría querer decir alcanzar la comprensión, conseguir las respuestas, saber quien es Uno.

Ya aceptar que ese es el Reino de Dios, se nos hace difícil.... y esto porque la carga de concocimientos que nos cubre y forma nuestra experiencia terrenal carece en su mayoría de esos conceptos... no nos formamos en el mundo para "buscar" el Reino de Dios... nuestra formación acarrea conocimientos de toda índole, incluso de ellos heredados, otros aprendidos... conocimientos que hacen énfasis en la importancia de lo material, del logro individual, del Yo tangibles, etc.. conocimientos que nos alejan de nuestra esencia, que nos hacen difícil ver el Reino de Dios... es por eso que Jesús recomienda volver a nacer.. que quiere decir volver a nacer? los niños llegan al mundo con una carga atávica de conocimientos por activar, pero "vacios" son naturales, genuinos... la carga de conocimientos con la que nacen se ira activando en grado y calidad dependiendo de los factores que influyan para hacerlo. El que quiera ver el Reino de Dios debe tatar de olvidar lo aprendido, se debe desprender de la armadura y "vacío" permitir que los factores incluídos en el mensaje de Hermes, Jesús, Sidharta... ahora también expresados en nuestros términos, activen el Conocimiento pero dirijido hacia la Dicha.

Dijo una vez Lao Tse: "Comprender a los demás es sabio, comprenderse a uno mismo es estar iluminado. El que vence a los otros es fuerte, pero el que se vence a sí mismo es poderoso"... esto ocurrió seicientos años antes de Cristo, todavía hoy en día no entendemos que el primer paso para abrir la puerta hacia el Reino de los Cielos es emprender la tarea de comprendernos a nosotros mismos, el que quiera hacerlo debe desprenderse de todos los atavimos que no lodejan comprender la sencillez del mensaje de Jesús, y así volver a nacer.

susana colucci

Tomas: otra visión del mensaje de Jesús.


A Carlos Raitzin: Dr. Spicasc

Egipto, cuna de las enseñanzas esotéricas, de donde en la antigüedad tomaron como fuente de conocimiento los grandes sabios y lugar de residencia del maestro de maestros Hermes Trismegistus, ha sido también donde se ha encontrado el evangelio según Tomas, considerado por muchos el manuscrito mas significativo de los jamás encontrados, fuente invalorable para el conocimiento del pensamiento de Jesús.

Hermes Trismegistus, Jesús El Cristo... ambos transmitieron de boca a oído su mensaje, dejando una enseñanza la cual puede, o no, inspirar a cada uno de nosotros en la búsqueda interior del Yo infinito. Ambos en sus palabras aseveran que el camino es el logro de la Unidad.

El evangelio.
Escrito en Copto, que es el egipcio nativo y que deriva del griego, se encontró en Nag Hammadi, Egipto, junto con un grupo de otros manuscritos, una versión del evangelio según Tomas la cual puede haber sido escrita 340 años después de Cristo. Esta es una traducción de la versión griega del mismo evangelio, encontrada parcialmente en Oxyrhynchus, también en Egipto, hace aproximadamente cien años, cuya versión original se piensa fue escrita en Siria. ¿Quién la escribió? A ciencia cierta no se sabe, en las primeras líneas se puede leer que lo hizo “Didimos Judas Tomás” en donde dídimo en griego quiere decir gemelo, al igual que tomas (Tau’ma) en Sirio, una forma del Arameo; entonces lo escribió Judas el gemelo (o Judas el dos veces gemelo). Dice Herbert Christian Merillat en su libro “The Gnostic Apostle Thomas” que en la tradición oral de Siria al apóstol Tomas lo nombran como Judas Tomas, haciendo referencia a su estado de gemelo. En el evangelio de Juan (11:16 – 14,22) se menciona a Didymos Tomás y a “Judas, no el Iscariote”, y en los demás evangelios de la Biblia se nombra a Judas Tadeo además del Iscariote, pero no la combinación de ambos nombres; hay quienes dicen que Tomás, el octavo apóstol luego llamado “el incrédulo”, nació gemelo con una hembra, la cual murió cuando ambos contaban nueve años y otros que pudiera ser el hermano gemelo de Jesús, lo cual asombra. Al parecer Jesús tenía más hermanos de sangre; a Judas Tadeo, Jesús lo llamaba hermano, y en la Biblia lo justifican diciendo que lo llamaba así porque era su “primo” al igual que Santiago “el menor”.

¿Pudiera ser que ambas explicaciones fueran ciertas?
Tomás inicia su versión del evangelio nombrando dos veces su condición de gemelo y en ella, en el dicho 13 deja clara su cercanía con Jesús, al describir como lo llevó aparte para confiarle las palabras que él mantiene en secreto, además en las demás escrituras se le considera uno de los apóstoles mas cercano y fiel a Jesús. ¿Querrá decir Judas, el doblemente gemelo, que era gemelo de su hermana por la sangre y gemelo espiritual de Jesús?

El evangelio según Tomás, cualquiera que haya sido la filiación de quien lo escribió, quizás hermano gemelo de Jesús, quizás gemelo de su hermana; es importante por su contenido, parecido pero diferente a los evangelios canónicos, ya que en él, el autor le dio importancia al mensaje de Jesús y no a los sucesos de su vida; en él escribe lo que Jesús dijo, nada mas, sin adornos, directo, con un estilo que no trata de agradar al lector sino mas bien, de reflejar su percepción y seguro de que “donde caen las pisadas del maestro, lo oídos de aquellos preparados para su enseñanza se abren de par en par” EL Kyballion.

Las diferencias en el mensaje.
La diferencia, al leer el evangelio según Tomas, se nota desde el principio “He aquí las palabras secretas de Jesús el Viviente...” advertencia clara de que el mensaje de Jesús está velado y que no debe ser tomado literalmente, lo cual queda totalmente reafirmado en el primer dicho “Aquel que encontrare la interpretación de estas palabras no conocerá la muerte”. Con estas palabras, Tomás advierte directamente al lector que debe hacer un esfuerzo por entender lo que se presenta a continuación. El texto deberá entonces ser interpretado según la capacidad y el momento de cada uno y no por lo que puedan querer imponer los demás.

Al continuar leyendo, el lector, acostumbrado a los evangelios bíblicos puede sentirse desubicado, ya que cae sin preámbulo en los dichos de Jesús; no hay historia, no hay interpretación. En ningún momento Tomas hace el menor esfuerzo por conducir o influenciar al lector con su opinión o con asuntos fenoménicos de la vida de Jesús, como queriendo decir que dichos eventos fueron necesarios en su momento para demostrar a la gente, que Jesús tenía el control de los elementos de la Naturaleza, de la vida y de la muerte, lo que dejó traza en la historia de que Jesús, al poder cambiar las condiciones del Universo, era un alquimista mental avanzado, era un Maestro, pero que luego de culminado su tránsito entre nosotros, fue un hombre y lo que debe prevalecer es su enseñanza, resumida en su mensaje. Mensaje que nos presenta Tomas en un lenguaje reiterativo, preciso, sin pulir, que pudiere ser tildado de crudo y violento y hasta rechazado... pero es ese estilo el que es el factor activador del proceso de búsqueda, el que da al lector las pistas de interpretación necesarias para encontrar el significado cierto de cada dicho, pistas que fueron en su mayoría modificadas en los evangelios canónicos a fin de colocarlos de una forma acorde a los intereses de la época de su publicación, y que hacen que, tanto los evangelios sinópticos como el de Juan sean mas difíciles de interpretar y que su mensaje quede mas oculto de lo que originalmente se dejó.

Comparemos el dicho 77 según Tomas “Jesús ha dicho: Yo soy la luz que está sobre todos ellos. Yo soy el Todo; el Todo ha salido de mi y a llegado a mi. Hendid la madera yo estoy allí, levantad la piedra, y me encontrareis allí”, con Juan (8:12) quien, según muchos autores, pone en labios de Jesús una frase similar: “Yo soy la luz del mundo, el que me sigue no andará en tinieblas”, pero este solo tiene una semejanza en la primera parte de la afirmación, la otra, donde Jesús usa un mensaje claramente hermético, no aparece.

El evangelio según Tomas no arrastra el peso de la doctrina y de la “cultura” inculcada por la enseñanza cristiana, en donde al hombre ya desde muy pequeño se lo va arropando con las vestiduras del cómo debe interpretar cada palabra de Jesús, de manera tal que la Iglesia no pierda el poder que han alcanzado hasta ahora sobre la mente y el espíritu de sus seguidores. Este evangelio aparece mucho después, de manera tal de sacudir los cimientos de aquellos que tengan designado él encontrárselo, de manera tal que su lectura siembre la semilla, que de ser cuidada y abonada como se debe, ocasionará el avance del ser. ..

De los ciento catorce dichos que forman el evangelio según Tomas, veintiséis no han podido ser asociados a ninguno de los mensajes adjudicados a Jesús en los evangelios canónicos, son estas sentencias, las que dan fe de que Tomás no usó ninguno de ellos como base para escribir su versión; las otras en su mayoría tienen una correspondencia en los evangelios de Mateo, Marcos o Lucas; algunas son iguales, otras parecidas; pero existen, como se destaca arriba, grandes diferencias en esas semejanzas, una de ellas radica en que, al igual que Juan (a pesar que son pocas las sentencias de su autoría que pueden ser comparadas), Tomas hace ver cómo Jesús expresa que el “Reino de Dios” está aquí, ahora, dentro y fuera, mientras que para los demás evangelistas decía que debía llegar en un futuro.

En este mensaje Jesús afirma que la divinidad se haya dentro de nosotros y fuera de nosotros, en todas las cosas y en todos los seres, como en la máxima hermética “Mientras que el todo está en el Todo, es igualmente cierto que El Todo está en el todo” haciéndonos además la invitación de que nos conozcamos a nosotros mismos y al conocernos conoceremos a Dios. En varios de los dichos, afirma que provenimos del Todo, que este es el único que no fue creado, y que está en todas partes, en el movimiento y en el reposo. Se refiere también a que la comprensión de los principios herméticos de Correspondencia y Género es primordial.

Hace énfasis en la importancia del dominio del cuerpo, los estados de animo y de las emociones, bendiciendo a aquel que logra hacerlo y advirtiendo de la condena que se inflinge aquel que se deja dominar por ellos Da a entender que el hombre es capaz de dominar sus vibraciones, tal como lo establecen varios axiomas herméticos que fundamentan la alquimia mental. Que debe ocuparse en cultivar el espíritu mas que el cuerpo, que lo que debe practicar el ser es la purificación espiritual mas que la corporal y que cuando el hombre se encuentra a si mismo habrá avanzado. (Dichos 7, 56, 60 87,89, 111, 112)

Usando claves, símbolos y analogías Jesús en su mensaje, conduce al lector por los caminos del conocimiento hermético, algunas veces de forma directa como en la segunda parte del dicho 22: “Cuando hagáis de los dos uno, y hagáis el interior como el exterior y el exterior como el interior y lo de arriba como lo de abajo, y si establezcáis el varón con la hembra como una sola unidad de tal modo que el hombre no sea masculino y la mujer no sea femenina, cuando establezcáis un ojo en el lugar de un ojo y una mano en el lugar de una mano y un pie en el lugar de un pie y una imagen en el lugar de una imagen--entonces entraréis en el Reino.”

Otras veces no tanto, como es el caso del dicho 7 en donde Jesús dice: “Bendito es el león que es comido por el hombre, y el león se volverá hombre; maldito es el hombre que el león comerá, y el hombre se volverá león”. En este caso la clave es el león, una figura simbólica de la violencia interna, de los aspectos negativos de las emociones humanas, como la soberbia, la lujuria, etc. , clave que algunos autores como Marvin Meyer catalogan de oscuras, opinión que no comparten de seguro, los conocedores de la terminología secreta utilizada por los escritores de libros de enseñanza esotérica.

Hay claves realmente herméticas que requieren profundos estudios y altos conocimientos de la tradición esotérica y especialmente de la tradición hindú para su interpretación, tal como son entre otras,“el grano de mostaza”, “el reino de los cielos”, “el sembrador”, “el fermento”, “la perla”, el fuego” y “el agua viva”, las cuales aparecen también en los evangelios canónicos y cuyo significado explica, con la claridad que lo caracteriza, el Dr. Carlos Raitzin en su articulo “El esoterismo en el evangelio” (el cual firmó bajo el seudónimo de Dr. Spicasc).

Jesús en su mensaje según Tomás conduce a la libertad, invita al hombre al regreso a la inocencia, dejando atrás las vestiduras con las que se cubre (dogmas, conceptos, doctrinas, asunciones, etc.) y desnudándose de la “cultura” que no le permite alcanzar la Unidad, que no le permite ser genuino como son los niños pequeños al nacer, cuando aún no han sido contaminados con el “saber” materialista y conveniente al interés de pocos. Su mensaje de libertad, indica que se ha de pasar por esta vida como un transeúnte: (dicho 42) Los transeúntes saben que las cosas y personas que los rodean son temporales, no le pertenecen, por lo tanto no se apegan y es el desapego una de las bases para lograr la liberación.

Jesús con sus palabras indica que hay que ser perseverantes en el propósito de buscar el significado del mensaje y que una vez encontrado hay que practicarlo para que la semilla que se encuentra en nuestro interior crezca como crece la masa del pan gracias a la levadura, enfatizando que el que lo logre será Uno con la Conciencia Cósmica: “Alcanzará el Reino de los cielos”.. (dichos 2, 92, 93, 94, 106, 108)

Nos habla en su mensaje del Amor Universal, que no conoce de opuestos, diferencias ni límites, diciendo que el Amor Verdadero es el que no tiene que ver con el mundo mundano, es el que se debe dar por igual a todos y el que no produce apegos. (Dichos 55 y 101)

Tomás presenta en este evangelio los dichos de Jesús en un orden propio, a veces uniendo un dicho con otro mediante la repetición de ideas o palabras. Esta presentación es totalmente diferente a la de los evangelios canónicos, en forma y fondo; el análisis detallado de cada una de sus sentencias es la tarea que resta por hacer, para así dar cumplimiento al mandato de Jesús: “Que aquel que busque no cese de buscar hasta que encuentre, y cuando encuentre se sentirá turbado y habiendo sido turbado será maravillado y reinara sobre el todo”. (Dicho 2).

Susana Colucci
------------------------------------------------------------------------------------------------
Nota: El texto completo y numerado de “Evangelio según Tomas”, se encuentra en la Biblioteca de la Tradición: http://usuarios.tripod.es/latradicion
Bibliografía: El evangelio según Tomas. Adaptación en español por el Dr. Carlos Raitzin.
http://www.spicasc.net/
El esoterismo en el evangelio. Dr. Spicasc.
Leyes herméticas, Cualidades primitivas y los cuatro elementos. Dr. Spicasc.
El Kybalion – Los tres iniciados.
The Gnostic Apostle Thomas (c) 1997 Herbert Christian Merillat.
The Gospel of Thomas. The hidden Sayings of Jesus. 1992 Marvin Meyer
Interpretation by Harold Bloom.
El Nuevo testamento de nuestro señor Jesucristo Casiodoro de Reina, revisado por Cipriano de Valera.
Los doce apóstoles. Enrique Cases.
La Sagrada Biblia traducción de la Vulgata Latina al español (1884) por Hmo. Señor Don Félix Torre Amat.